VIDEOS DESTACADOS:

                                                                   


Un gato muere de un extraño disparo en Ohio



Sin comerlo ni beberlo, en una de sus andanzas por la calle, un gatito llamado Verizon encontró la muerte a balazos. Ocurrió en el condado de Liking (Ohio) y sus dueños no dan crédito a lo que ha pasado.

El gato fue rescatado de una vida incierta, alimentado a biberón y cuidado como cualquier gato feliz. Sin embargo, unas balas se cruzaron en su destino y, por ahora, no hay ni siquiera sospechas sobre el autor del crimen.

Cuando ocurrieron los hechos, la familia se encontraba en casa. No creen que fuera una bala disparada por un cazador, porque el sonido que escucharon fue "muy fuerte", y los disparos procedentes del bosque tienen suenan más amortiguados.

Al momento, salieron a la calle y encontraron al gato en el suelo, pero sin rastro del tirador y aunque llevaron al gato al veterinario, éste murió por lesiones en el colon, los intestinos y los riñones.

Desconsolados, los dueños se preguntan: ¿Por qué alguien puede hacer daño a un animal inocente?

El gato fue rescatado de una tienda de Verizon en Hebron Road, donde fue abandonado hace unos tres años. Los empleados de la tienda eran amigos de los actuales dueños de Verizon, quienes sugirieron a adoptarlo.

Los dueños, Reid y Waldren, dijeron que no creen que el tiroteo fuese un accidente, pero la oficina del sheriff no tiene ninguna pista y nadie ha sido arrestado.

En la zona, por lo pronto, ha cundido el pánico y son pocos los animales que dejan salir a la calle.

Fotografía: mockstar