VIDEOS DESTACADOS:

                                                                   


IBM simula el cerebro del gato



¿Cuántos terabytes de memoria RAM son necesarios para simular el cerebro de un gato? Esta pregunta ya tiene respuesta. Exactamente, son 144 los terabytes necesarios en el sistema Blue Gene/P, el cuarto más poderoso del planeta, recree informáticamente la mente de un minino. Pero, ¿Estamos hablando de una próxima generación de robogatos? La respuesta es no.

En su carrera por simular el cerebro humano, IBM simular un cerebro de rata utilizando al superordenador BlueGene/L y ahora, con la colaboracion de la Universidad de Stanford, han logrado crear un modelo completo del cerebro de un gato.

La simulación posee mil millones de neuronas y diez billones de sinapsis, convirtiéndola en uno de los ejemplos más complejos de simulación cerebral hecho hasta la fecha. Así, mediante una computadora se ha logrado simular la corteza cerebral de un gato, que es la parte más evolucionada del cerebro.

La computadora tiene 147,456 microprocesadores, mucho más que la mayoría de los computadores personales modernos, con sólo uno o dos El equipo de IBM también tiene 144 terabytes de memoria principal, equivalente a 100,000 veces la capacidad de una computadora común.

Simulación pero no un cerebro
Este simulador, presentado durante una conferencia de supercomputación en Oregón, no significa que la computadora pueda pensar como un gato, ni que sea la precursora de una nueva raza de robogatos.

La simulación corre 100 veces más lentamente que el cerebro de un gato real. Su función es buscar cómo se forman los pensamientos en el cerebro y cómo funcionan juntas las 1.000 millones de neuronas y los 10 billones de sinapsis en el cerebro de un minino. En resumen, lo que hace esta máquina es comportarse tal y como se comportaría el cerebro de un gato.

En el 2006, los científicos simularon el 40% del cerebro de un ratón en 2006, el 100% del cerebro de una rata en 2007 y 1% de la corteza cerebral humana este año, usando supercomputadoras cada vez más y más grandes.

Fuente: Eweekeurope
Fotografía: Protohiro