VIDEOS DESTACADOS:

                                                                   


Dos jóvenes arrestados por matar gatos en Cincinnati


Éste siamés fue uno de los gatos asesinados.

Creían que estaban de safari, que los gatos eran animales que poder matar a su antojo. Primero los cazaban con trampas, y luego los cosían a tiros. Pero el peso de la justicia se hará sentir para estos dos jóvenes, que han sido arrestados Cincinnati por haber asesinado, presuntamente, al menos a siete gatos. Comparecerán ante el tribunal municipal del condado de Clermont por haber atrapado a los animales cerca de un complejo de apartamentos, una residencia de ancianos y una tienda de comestibles. Posteriormente los mataron, y pretendían quedarse con sus pieles para hacer taxidermia.

Cuando fueron arrestados el pasado día 6 de abril, dijeron a la policía que no se sentían culpables de nada, "son animales cuya vida no tiene valor, molestos para la sociedad" dijeron al capitan Bob Rose, del departamento de policía de Goshen.

Hasta ahora sólo se ha identificado al propietario de uno de los gatos muertos, el que podéis ver en la fotografía. Según Rose, era una mujer, y se mostraba "obviamente muy sorprendida y preocupada", dijo.

Keegan Carney es uno de los imputados, tiene 21 años y reside en el municipio de Wayne. Fue acusado por la Sociedad Humanitaria del Condado de Clermont de cuatro cargos de crueldad animal, dijo Rose.

El tal Carney utilizaba comida para gatos en trampas de cebo animal, con las que capturaron a cuatro gatos cerca de la residencia de ancianos Melón Ridge en Ohio 28. Una vez cazados, los llevó a su casa del municipio de Wayne, donde fueron asesinados a tiros el mes pasado, dijo Rose.

"Los mató con un arma de fuego y luego les arrancó la piel. Él quería que sus pieles por su interés en la taxidermia", explicó Rose.

James Combs, de 23 años, de Maineville, es la identidad del otro sujeto, que fue acusado por la policía de Goshen de tres cargos de crueldad contra los animales y tres cargos de disparos de un arma de fuego  en varios incidentes ocurridos este mes y marzo, según Rose.

"Son amigos y cometieron juntos sus fechorías contra los gatos", dijo Rose, quien también reveló que se les detuvo cuando la policía supo que se les había visto colocar trampas para gatos junto a un inmueble  conocido como Country Lake Apartments.

El dueño de uno de los gatos muertos observó algo sospechoso junto al bloque de apartamentos la  semana antes del arresto: alguien deambulaba sospechosamente en el aparcamiento, y cuando fue a ver lo que esta persona había estado mirando debajo de un automóvil descubrió a su gato muerto. "Había recibido un disparo en la cabeza", dijo Rose.

Combs comparecerá ante el tribunal 22 de abril, y aún no se ha fijado la fecha para Carney, pero también debería ser este mes. Se enfrentan a multas de alrededor de 2.000 dólares y a penas de prisión de 240 días.

Fuente y fotografías: news.cincinnati.com