VIDEOS DESTACADOS:

                                                                   


Óscar, el increíble gato biónico




Ayayayyyyy, pobrecín este muñequito, ¿qué le ha pasado, parece en plena forma pero no camina bien?...  Fuera lágrimas, sus patitas están geniales ...para como podrían estar. Lee su conmovedora historia: Óscar era un gato de campo que dormitaba plácidamente al solecito, cuando le sobrevino la desgracia: una cosechadora le cortó sus patitas traseras. Tremendo accidente que, aunque parezca increíble, ha podido superar gracias a una operación que le devolvió la mayor parte de la movilidad, convirtiéndolo en el primer gato biónico del mundo.

El gato fue invervenido por el cirujano ortopédico Noel Fitzpatrick, y ahora usa un nuevo para de pies protésicos, es decir, lleva dos pies artificiales con los que camina, y hasta corretea que da gusto. Su historia será el tema central de una nueva serie documental de seis capítulos, llamada The Bionic Vet, y que transmitirá la BBC a partir del 30 de junio.

El diseño de los pies ha sido una obra de bioingeniería que imita la forma del hueso, con la implantación en sus patitas dañadas de hueso de cornamenta de venado.
En un primer momento, el gato fue llevado a la consulta de  un veterinario local, en Jersey, y éste lo remitió a Fitzpatrick, tras el accidente sufrido del pasado mes de octubre.


Éste se encargó de coordinar la operación que devolviera la movilidad al gatito. Se le colocaron unas clavijas a través de una prótesis, llamada amputación intraósea transcutánea (GIAT) desarrolladas por un equipo biomédico de University College de Londres.

Todos estos profesionales han trabajado en equipo para que, finalmente, Fitzpatrick pudiera desarrollar estos implantes capaces de soportar el peso del animalito, y que combinan la mecánica de la ingeniería con la biología.

Fitzpatrick explicó qué es lo que hace el invento revolucionario: "La verdadera revolución con Oscar es que hemos puesto un trozo de metal y un reborde en el que la piel se convierte en un hueso muy apretado.

Hemos conseguido que el hueso y la piel para crecer en el implante y hemos desarrollado una exoprosthesis" que permite que este implante para trabajar como un sube y baja en la parte inferior de las extremidades de un animal que le diera marcha efectiva normal.

Para idearlo, el profesor Blunn, biólogo colaborador, explica que la idea fue de Noel, inspirándose en otra idea desarrollada inicialmente para pacientes con amputaciones que fijan su miembro artificial con un calcetín que se ajusta sobre el muñón. En muchos casos esto es exitoso, pero a menudo el roce provoca úlceras por presión.

Para Blunn, "lo interesante con Oscar era que había dos implantes, uno en cada pierna de atrás, y en un sitio muy inusual. En este caso se ha demostrado el gran potencial que tiene la tecnología".

Fuente: BBC News