VIDEOS DESTACADOS:

                                                                   


Un Van turco como mascota del Mundial de Baloncesto



Este divertido gatazo de ojos dispares se llama Bascat, y es la super mascota del   Mundial de Baloncesto 2010, que se disputa en Turquía del 28 de este mes de agosto al 12 de septiembre.

Aunque los gatos son adorados en Estambul, donde campan a sus anchas en plena calle, la misión de Bascat no es dormitar, y ni siquiera consiste en pasearse por los tejados, sino en ir directo hacia la canasta con el balón en su manos.

La enormísima cabezota de este muñeco representa la media luna de la bandera turca, y su mirada alegre y chispeante es, simplemente, la mirada de un gato vivaracho.

El gato de raza Van (van turco) llegó a Europa en el siglo XVI, cuando los embajadores y viajeros regresaron del Imperio Otomano con algunos de ellos. 

Estos mininos no sólo gustan de bañarse, de hecho se les conoce como gatos nadadores, sino que se trata de unos animales con fama de ser fieles, inteligentes, cariñosos casi como un perro.

Además, y esto lo refleja la mascota Bancat, algunos de sus ejemplares, los más blancos, tienen un ojo de cada color, verde y azul. Aunque esta belleza tan exótica le ha pasado factura, pues la raza está en peligro de extinción en su hábitat natural. Actualmente, el gobierno turco se ha visto obligado a protegerlos, prohibiendo su salida al extranjero, y la universidad local los cuida como oro en paño.

En la zona de Van, de donde proceden, han sido adorados desde la Antigüedad y domesticados como animal de compañía. Los kurdos, por ejemplo, los consideran signo de buena suerte ya que creen que las manchas de su cabeza, lomo y cola son la marca del Creador. 

De acuerdo a la leyenda, cuando el gato de Van saltó del Arca de Noé -el monte Ararat, donde encalló según el mito, no se encuentra lejos de Van-, Dios lo tocó con su mano derecha a modo de bendición. Ahora, más allá de la leyenda, veremos cuántos triples es capaz de meter Bascat por su especie.

Fuente: EFE