VIDEOS DESTACADOS:

                                                                   


Pillan a un impresentable comegatos por saltarse un stop




Imaginad la escenita: la policía detiene un coche que acaba de saltarse un stop. En eso escucha maullidos: abren el maletero y encuentran un gato gritando como loco, atacado de los nervios, aliñado con aceite y especias,sí, sí ...listo para comer. Afortunadamente, la historia tuvo un final feliz.

Vaya prisitas llevaba el tipo que conducía, un tal Gary Korkuc, de 51 años de edad, en Buffalo, la segunda ciudad más grande del estado de Nueva York. Por suerte, saltarse el stop le costó una buena multa ...pero no sólo de tráfico, pues mientras los agentes revisaban su documentación hallaron otra cosa más de la que acusarle.

Al abrir el maletero encontraron al gato llamado Navarro, de cuatro años de edad, dentro de una jaula y cubierto de aceite, sal, pimiento rojo triturado y pimientos picantes, según publicaron los medios locales.


Alucinados, los policías le pidieron explicaciones y éste sólo atinó a decir que el gato maullaba porque estaba enfadado y sensible al estar preñado, otra de sus mentiras, pues el gato era macho.  

El comegatos (mirad qué careto más horrible) ahora enfrenta cargos por crueldad y maltrato animal, mientras Navarro (lindura de gato) pasó por un refugio, donde lo adoptaron unos vegetarianos que lo renombraron Oliver.

Este suceso ha sorprendido hasta a la Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Animales, (SPCA, por sus siglas en inglés) cuya portavoz declaró que la ong nunca había oído nada parecido: "Me sorprende cada día con lo que la gente es capaz de hacer, en lo que se refiere a la violencia, de animales o personas", dijo.

Fuente: gothamist.com