VIDEOS DESTACADOS:

                                                                   


Lujosa fiesta para el 21 cumpleaños de un gato birmano


Haber llegado a  cumplir los 21 años convierte a Jill, un gato birmano, en un supergato. Lo que no  imaginaba el minino es la superfiesta que sus dueños iban a organizarle para celebrar su aniversario.

El gato ha superado las dos décadas de forma espléndida, una hazaña que sus dueños, amantes de los animales con una buena chequera, han decidido celebrar por todo lo alto: una recepción con champagne, comilona de cuatro platos, barra libre y  supertarta para 70 invitados.

June Suttie, su dueña, quiso homenajear así a su querido felino, "parte de mi familia, y tantos años junto a nosotros, pues lo tuve conmido desde que nació", explica emocionada.

June es una profesora de ballet, a la par dueña de una perrera en Inverkip, Inverclyde (Reino Unido) y realizó la fiesta en  un lujoso restaurante llamado Chartroom el pasado domingo.

Jill no sólo es considerado por la familia como parte de ella, él también es para todos ellos "un gran amigo, con el que esperamos celebrar el próximo cumpleaños también". El pasado año Jill ya tuvo su fiesta, pero en esta ocasión sus dueños han decidido tirar la casa por la ventana. La ocasión lo merece, claro que sí, pues la edad del gato equivale a los 100 años humanos.