VIDEOS DESTACADOS:

                                                                   


Un gato detiene los servicios ferroviarios en Wellington



Era un gato dócil con su dueño, pero poco amigo del derecho de admisión. Lo pudo comprobar el conductor de un tren de Nueva Zelanda cuando intentó capturar a aquél gato que había a bordo, sin imaginar que finalmente también él tendría que apearse.

El hombre cuenta que recibió una paliza de parte de aquél peculiar polizón con bigotes y garras bien afiladas, teniendo que pedir un conductor de reemplazo.

El suceso obligó a interrupir los servicios ferroviarios de la capital, Wellington, la semana pasada. El ataque del gato fue tan serio que Nigel Parry  necesitó atención médica, informan medios locales.

"Es muy inusual ... cuando hablé con el gerente de tren después de que su mano había sido vendado dijo que había estado trabajando en los trenes de cuatro décadas y era primera vez que ha sido atacado por un gato", dijo Parry.

El gato fue capturado, y se ha sabido que su dueño estaba buscándolo como loco, incluso ya se había puesto en contacto con la organización SPCA para reclamar. Desde la compañía ferroviaria KiwiRail bromean diciendo que el gato no pagará multa por no haber comprado su billete. A un gato con tan mal genio se le perdona todo...

Fuente: AFP
Fotografía: Volante