VIDEOS DESTACADOS:

                                                                   


Gato sobrevive 320 kilometros en el motor de un coche




La curiosidad es la especialidad de los mininos. En este caso, además, el frío aguzó el ingenio de un gato, empujándole a meterse en el motor de un coche que acabó recorriendo 320 kilómetros con el animal bajo el capó. Milagrosamente, el suceso sólo le costó una de sus siete vidas.

Los tan fríos inviernos en Ohio (USA) acaban en cosas como ésta. Es un gato adulto, de un tamaño suficiente como para haber muerto chamuscado a los pocos segundos, inexplicablemente logró sobrevivir cuatro horas en el interior del motor de un coche que recorrió 200 millas de viaje.

Olor a pelo quemado
El olor a quemado alertó al conductor, Wayne Polk, un empresario de 41 años que circulaba por Ohio en su automóvil, desde New York y con destino a Cleveland. Fue entonces cuando se detuvo en un área de descanso de la autopista y descubrió al gato en el motor.

Cuando abrió el capó se encontró allí atrapado a un gato blanco y negro muy asustado, pero los suficientemente calmado como para poder cogerlo.  Tenía quemado el lado derecho de su cuerpo, y tras llevarlo a un verterinario del Cloverleaf Animal Hospital, en las cercanías de Lodi, donde supieron que su vida no corría peligro.

Polk fue ayudado por la policía a socorrer al gato. Una vez en manos de veterinarios, la doctora Linda Randall explicó que podía celebrar esta vivo, después de haber recorrido tantos kilómetros. Además, la veterinaria dijo que la cosa pintaba bien para el animalito: "Su piel fue quemada en parte, pero al margen de esto parece que está bien. Como puede ver, él se siente bastante bien, es muy amable. Le encanta jugar y creo que va a estar bien. "

Esperaban encontrar un cachorrito
"Yo estaba patrullando el área de descanso en dirección norte por la Interestatal 71, y me acerqué a una zona de aparcamiento, y había un señor que con su tapa abierta, y había un gato atrapado en el motor, explica uno de los agentes.

Una experiencia horrible
Es fácil imaginar el pánico que sufrió el gato durante el trayecto. A las secuelas físicas, que por suerte son fáciles de superar, se sumará el trauma psíquico que ha padecido el pobre morrongo. "Vamos a sedarlo, y vamos a desbridar heridas, es decir, eliminar el tejido muerto que está ahí. Eso será fácil de curar. En cuanto al susto, simplemente no se puede imaginar lo que debe de cuatro horas ha sido así para él. Superarlo requerirá tiempo y paciencia.", dicen los veterinarios.

¿Y el dueño?
Por su parte, la Sociedad Protectora de Animales están tratando de localizar el dueño del felino. El gato recibió el nombre de Eclipse, el mismo que el del modelo del coche. Si se trata de un gato perdido, será tremendo el alegrón que dará a sus dueños. Imagina la llamada: ¡¡¡Hola, sí, hemos encontrado a su gato. No, no estaba cuatro calles más allá ...ha recorrido más de 300 kilómetros en el motor de un coche!!!

Más vale prevenir
Este tipo de incidentes puede prevenirse. Basta con echarle una ojeadita al motor del coche antes de arrancar. En ocasiones también funciona golpear el capó para provocar la salida del animal, pero es más seguro acompañar la acción con un vistazo.



Fuente: www.dailymail.co.uk