VIDEOS DESTACADOS:

                                                                   


Oskar, el gatito ciego que te desea una Feliz Navidad




Las Navidades suelen venir acompañadas de folclore de todo tipo, y en internet los animalitos son los reyes con sus pequeñas historias. Vemos dibujos de pingüinos adorables vestidos de Papá Noel, vídeos de montajes felinos y perrunos cantando villancicos, a veces geniales, otras un tanto casposillos.. También disfrutamos de vídeos maravillosos, como el último de Simons cat, que trata sobre la avaricia en estas fechas, con su divertido enfoque de siempre.

Es la época del año de la solidaridad y de los buenos deseos. Precisamente por eso, este post quiere acordarse de los animales abandonados que esperan encontrar un hogar, y que siguen olvidados en los refugios. Quiere homenajear a las personas que acogieron a animales sin importarles nada más que su necesidad de amor. Es el caso de un gatito ciego que se llama Oskar.

Oskar nació sin los globos oculares formados, por lo que no puede ver. Sin embargo, su ceguera no le ha condenado a una muerte segura, ni siquiera al olvido. Todo lo contrario, Oskar es feliz en su casa, y se ha convertido en un gato increíble que, además, es toda una estrella en Youtube.

A pesar de ser ciego de nacimiento, Oskar es un gato muy activo, pero, desafortunadamente, es un pésimo (pero encantador) ayudante para montar el árbol de Navidad, tal y como puedes ver en el vídeo que abre el post...

En el siguiente vídeo, Oskar contaba con cinco meses. Vemos cómo su ceguera no le frena en absoluto, y que puede hacer lo mismo que cualquier gato... Como escalador, por ejemplo, no tiene precio....

Sube por las piernas de Betania, y lo hacer de pura impaciencia para conseguir su manduquita. Por supuesto, la costumbre hubo de abandonarla, pues pasado el tiempo trepar sería demasiado doloroso...



En el siguiente vídeo, Oskar el día después de adoptarlo. En la grabación se demuestra cómo no hemos de tener tantos prejuicios con los animalitos a la hora de adoptarlos con discapacidades. A Oskar se le dieron algunas pelotitas con cascabelitos en su interior ... y el pillín las localizaba por el sonido... Simplemente, es otra manera de ver. Sus dueños se sienten bendecicos por tenerlo con ellos.  ¿Es o no es ésta una bella y conmovedora historia de Navidad?