VIDEOS DESTACADOS:

                                                                   


Caricias y mimos para Siku, el oso polar baby sin mamita




Este blog es de gatos, cierto, pero precisamente por ello nos ha gustado Siku. No podíamos dejar pasar por alto este peluche viviente, una dulzura total que tiene locamente enamorada a la red. Ver los vídeos de este muñeco es derretirse, y ello resulta curioso en cierto modo, sobre todo porque Siku es un oso polar y su nombre significa precisamente todo lo contrario, mar de hielo.

Siku no es un gato rechonchete y sin bigotes, sino un cachorro de oso polar que ha tenido que recibir cuidados extras por correr peligro de padecer una desnutrición severa. Su madre no sacaba suficiente leche para darle una alimentación suficiente, y desde que naciera el mes pasado en un zoo de Dinamarca recibe atención constante por parte de sus cuidadores. Durante el primer año de su vida, tendrá 24 horas de atención y tres personas están en la tarea de cuidar de él.

Es buen momento para recordar que esta especie está en extinción. Los osos polares padecen el cambio climático de forma especialmente grave: el deshielo les impide alimentarse, pues utilizan el hielo de plataforma para pescar y muchos ejemplares no pueden sobrevivir. Ojalá la popularidad de Siku sirva para concienciar sobre este problema.